Opinion por: Pablo Salido

1 de diciembre de 2021

De libros rechazados por sus propios autores: “Las venas abiertas de Latinoamérica”, de Eduardo Galeano

Compartir en:

En la II Bienal del libro y la lectura de Brasilia, en abril de 2014, Eduardo Galeano, en una muestra de honradez intelectual, desestimó “Las venas abiertas de Latinoamérica”. Algunas declaraciones fueron: "No estoy arrepentido de haberlo escrito, pero ya es una etapa superada";" No sería capaz de leer el libro de nuevo, porque cuando lo escribí no sabía tanto sobre economía y política", o "No lo volvería a leer porque si lo hiciera me caería desmayado. Para mí esa prosa de la izquierda tradicional es extremadamente pesada y mi mente no la tolera ".

Desde su publicación en 1971, “Las venas abiertas de Latinoamérica” se convirtió en un clásico de la crítica al colonialismo, al capitalismo y al imperialismo, mostrando a las naciones latinoamericanas como víctimas, exhonerándolas por completo de sus propios destinos. Ha sido traducido a varios idiomas y ha vendido más de un millón de copias.

La obra se convirtió en uno de esos libros emblemáticos leídos por generaciones y lectura obligatoria para todo aquél que, en aquél momento o en éste, pretendiera ser considerado como poseedor de una conciencia crítica con respecto a la explotación económica y la dominación política a la que ha sido sometido nuestro continente, desde la colonización europea hasta la década del setenta.

Galeano, que siempre se había considerado de izquierda, también reconoció que ésta, al llegar al poder, a veces “comete graves errores”, criticando, en apariencia, a las administraciones de los Castros en Cuba y a la Venezuela del por entonces presidente Hugo Chávez. Esta crítica quizá haya tenido que ver con que el mismo Chávez, en 2009,durante la Quinta Cumbre de las Américas llevada a cabo en Puerto España, capital de Trinidad y Tobago, en su búsqueda insistente en ser considerado socialista, elogió la obra como “un monumento de nuestra historia latinoamericana”, y le regaló un ejemplar a Barack Obama la primera vez que se encontraron.

Las descalificaciones de los autores a sus obras nos pone en la posición de pensar cómo se lee un libro de acuerdo a la época y si la obra, al ser escrita y darla al mundo, es independiente de lo que pueda pensar su autor acerca de él al día siguiente o cuarenta años más tarde.

Para demostrar a las futuras generaciones cómo se leen los libros de acuerdo a las épocas, no sería una mala idea incluir en las nuevas ediciones la crítica de su autor, por más que no sea una buena estrategia de márketing, aunque dudo de que los editores puedan pensar lo mismo.

ÚLTIMAS OPINIONES

ÚLTIMAS NOTICIAS RECOMENDADAS...

Aun resta confirmar los días de los shows musicales contratados.

Ocurrió cerca del km 380 de la autovía 2

El Club Santa Elena emitió un comunicado sobre las donaciones

Se reprogramó la Fiesta de la Empanada Costera

Intervino la Fiscalía del Dr. De Marco

Alerta naranja por fuertes tormentas y vientos para las próximas horas




Sepelios Montreal
Almacen de Pastas
EL HORMIGA
SecoPlack
LavaMovil
Defensoria
Sindicato Municipales
Federico Zazza
HEIDI
Simon
Arbolito
LA LARGA
Inmobiliaria Salerno
scuby
Agrimensura
Zinguería CAF
constr. lara
GR Refrigeracion
Punto Mas
FABIAN LETIZIA
Atlantida

Staff Multimedio El Ciudadano

×

Director General: Adrián Prestipino

Director Artístico: Emiliano Gagliano

Director Ejecutivo: Pablo Hunger

Redacción: Sebastián Jiménez | Pablo Hunger | María Elisa López | Emiliano Gagliano

WebMaster: Emilio Luppi